INICIO » BABOSAS > Un mameluco veraniego y en la playita, mi jerma la chupapinga

5 min
Descripción

No me gusta decirle “chupapinga” pero ella misma me dice que quiere que sea su chapa pero entre nosotros, pero bueno estamos terminando ya febrero y queremos disfrutar de las lindas playas de Máncora porque estamos disfrutando de ese paraíso y de verdad es hermoso todo el lugar, los ceviches son un manjar de los dioses y lo bueno es que este año hemos encontrado lugares en la playa donde se puede estar tranquilo, sin mucha gente, preferimos los lugares tranquis y todo eso, justamente uno de esos momentos se puso caliente, ella me dijo “tócame las tetas no seas huevón” y por supuesto se las toqué, se me puso al palo y ella ni corta ni perezosa a manosearme la palanca, ese mameluco que me hizo fue bravazo, nada más qué decir, solo vean!