INICIO » BABOSAS > No me deja ni dormir por su adicción a la pinga!

12 min
Descripción

Pero está tan buena mi trampa que le dejo que haga lo que quiera, si quiere salchichón le doy su respectivo piezón, tantas veces hemos chapado rico en el cine, en los parques, una vez me la chupó por la bajada Balta y unas jermitas estaban mirando a lo lejos, no decían nada yo las miraba y estaban arrechas, pero yo estaba feliz con esta flaca mamándome la pieza, el otro día trabajé hasta la 01:00 de la madrugada, a la mañana siguiente estaba recontra cansado, pero ella me empezó a acariciar el poto, luego me recosté de costadito y me sobó los huevos y me agarró la pinga, solita ella ya me la había puesto tiesa, me montó y luego yo la monté, qué rico despertar así… luego lloró y me dijo que era de felicidad.