INICIO » BABOSAS > Me chupó la pinga con su ropa de gimnasio puesta

5 min
Descripción

Aunque hace un calor de la patada, esta jermita quiere estar bien fitness y se va al gimnasio a sudar la gota gorda para tener el cuerpazo que se maneja, ese día yo me quedé jato y ella como buena cachera se quedó conmigo, bueno también para cuidarme porque estaba un poco enfermo y haciendo fiebre, pero ella de todas mangas se iba por la mañana a su gimnasio, pero lo que me sorprendió fue que antes de irse, se puso esa ropita deportiva que la hace ver más culona que nunca, me preguntó “¿amor te sigues sintiendo mal?”, le dije que ya no tanto y es en ese momento que me acarició la pinga y al toque se me puso dura en modo rompeculos, ella hizo el resto, miren lo bien que se la come!