INICIO » CHIBOLAS > Estas dos gringas aguantaron la furia de varias pingas

13 min
Descripción

Las conocimos en Miraflores cerca de la bajada Balta, por el club, nosotros tenemos jatazos donde podemos llevarlas y eso les explicamos, es una historia intrincada y densa pero la cuestión es que paseamos con las dos gringas por el parque Kennedy y también por Larcomar y en ese lapso le metimos buen floro, no son ningunas santitas y de eso me di cuenta al toque, después de conversaciones y harto pisco quebranta… llamamos a otros patas y ellas felices de la vida nos dijeron en un español bien masticado: “ahora van a saber cómo se cacha en la tierra del Tío Sam pendejos” jaja, nos calateamos y a las dos les hicimos probar pingas de diferente calibre, terminaron complacidas y con la promesa de volver.