INICIO » ANAL > Casi hago llorar de dolor a la hija del vecino

10 min
Descripción

El vecino es un tío que me tiene una bronca increíble, dice que tengo pinta de fumón pero no, bueno de vez en cuando me voy bajo el puente de los Suspiros con mis patas hasta la playa pero para contemplar el ocaso y qué mejor que relajarnos con un poco de hierbita, pero soy un buen pata, trabajo como diseñador y creativo en una empresa de publicidad, así que soy buen partido para su hija, además ya no puede hacer mucho el tío, a su hija me la he tirado un huevo de veces, aunque esta vez sí que le metimos más pasión que de costumbre, es una jermita riquísima, flaquita, un poco chata pero linda, ese día se la metí por primera vez por el culo… aguantó valientemente esa cogida contra el tráfico.